Normalmente los familiares no estamos preparados para ayudar a personas con pérdida de memoria. Existe una fase en nuestra asimilación de la enfermedad en la que nos dedicamos a recabar información sobre ella. Sobre todo, acerca de cómo poder ayudar a nuestros seres queridos. Para facilitar esta búsqueda, aquí exponemos unos consejos sobre cómo poder tratar y ayudar a alguien con pérdida de memoria.

Un buen entorno para ayudar a personas con pérdida de memoria

Con la pérdida de memoria se pierde la concentración. El hecho de crear un entorno tranquilo y libre de distracciones ayudará a que la comunicación sea más directa.

Orientación espacial y temporal

Los olvidos pueden llegar al punto de desconocer el día de la semana o la estación en la que nos encontramos. Por esta razón, es conveniente recordar a menudo esos datos de una manera natural. Se puede hacer, a modo de manualidad, un calendario con el día, mes, año, día de la semana y estación para usarlo como refuerzo y cambiarlo todos los días.

  • Calendario y Reloj Digital

    89.95

Ayudar a personas con pérdida de memoria a través de rutinas

La capacidad de planear se ve afectada así que un plan de rutinas favorecerá que la persona sea más independiente. Un plan de comidas, de aseo y de actividades hará que cada día se repitan unos actos concretos en cierto orden y, de esta manera, será más fácil recordarlos.

Cada cosa en su lugar

De la misma manera que con las rutinas, las personas con problemas de memoria reaccionan positivamente a algo que ya conocen y que aún son capaces de recordar. Manteniendo el entorno siempre igual ayudamos a mejorar la orientación.

Mucha mano izquierda

Tenemos que comprender que muchos actos de las personas con problemas de memoria son involuntarios, por lo que jamás debemos regañarles. Si se les regaña solo aumentaremos su frustración e inseguridad.

Ayudar a personas con pérdida de memoria también es comunicar

Trata de estar siempre en su campo de visión para que sepa quién le está hablando. El modo en el que hablamos también es importante: debe ser tranquilo para transmitir buenas sensaciones.

El hecho de gesticular, sobre todo con la cara, ayudará a que comprenda mejor lo que decimos.

Directo al grano

Con la pérdida de memoria las personas tienden a dudar mucho. Es conveniente que tengas claro lo que vais a hacer y no agobiar con opciones. La idea es que la persona sepa lo que va a hacer a continuación con seguridad.

Relacionarse es ayudar a personas con pérdida de memoria

Está comprobado que las reuniones sociales estimulan a las personas afectadas por la pérdida de memoria. Si se mantienen en contacto con otros verán caras conocidas, oirán nuevas voces. Si hiciera falta repetir de los nombres de los asistentes una y otra vez no hay problema. Mejorará su confianza y se sentirá integrado siempre que se haga de una forma natural, sin comentarios acerca de la memoria.

Jugar es ayudar

Mantener siempre activo su cerebro es tu misión principal. Hay multitud de juegos que se pueden usar. Desde jugar con plastelina, naipes, adivinanzas o, por supuesto, el dominó.

La risa como terapia

Es duro ayudar a personas con pérdida de memoria, pero un buen ambiente hará que todos os sintáis mas cómodos. Intente usar el humor y la risa, incluso asociado a los olvidos. No lo dudéis y comenzad a reíros juntos.

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+