Detectar la pérdida de memoria es vital. Cuanto antes sepamos que nosotros, o nuestras personas más cercanas, tienen problemas de memoria, antes podremos tratarlos.

Perderse

Perderse en lugares familiares. Conducir o caminar por un periodo largo de tiempo sin darte cuenta de que está perdido u olvidar cómo llegaste a esa localización, desorientarse fácilmente en lugares familiares.

Perder objetos

Pérdida frecuente de objetos personales, como llaves, el móvil, … Objetos de la vida diaria.

Olvidar lo que hemos hecho

Incapacidad para recordar si hemos hecho algo, como apagar la llave del gas, tomarnos una medicina, etc. No ser capaz de realizar las actividades diarias de la forma que lo solías hacer.

Olvidar fechas

Olvidar citas, fechas señaladas, eventos a los que se debe acudir, etc. No saber en qué día de la semana, més o año se está.

Repetir preguntas

Repetir con frecuencia las mismas preguntas o contar muchas veces la misma historia. Ambas son pistas de que la persona no recuerda haber contado la historia o no recuerda la respuesta.

Olvidar palabras

Si tienes dificultad para recordar palabras, denominar cosas y personas con palabras o nombres erróneos, incluso el preguntar lo mismo en una conversación en un corto espacio de tiempo.

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+