La Navidad es una época de cambio de rutinas, reuniones familiares y comidas y cenas copiosas. Si cualquiera de nosotros podemos llegar a cansarnos en estos días y sentirnos deseosos de volver a la normalidad, un enfermo de Alzheimer la Navidad puede resultar muy confusa. Además, como cuidadores podemos estar especialmente sensibles, recordando épocas pasadas y no disfrutar como es debido de las Navidades. Es por ello, que debemos tener en cuenta diversos factores e intentar disfrutar al máximo de la compañía y de las fiestas en general.

Consejos para celebrar la Navidad con un enfermo de Alzheimer

  • Si celebramos la Navidad en un entorno conocido todo será más fácil. Menos posibilidades de confusión y desorientación.
  • Podemos hacer que participen en la organización de las comidas o cenas, poniendo la mesa, haciendo de pinche, ayudando en la decisión de mantelería, así ayudamos a que se orienten en tiempo.
  • Es importante controlar los excesos en la comida y la bebida para evitar un posible malestar y efectos secundarios con la medicación.
  • Cuando haya tertulia en casa, seguramente lo veremos más ausente. A medida que avance la enfermedad, tendrá dificultades en seguir las conversaciones debido a su falta de capacidad de atención y concentración. Deberíamos tener un ambiente relajado y sin alboroto. A la vez, tenemos que respetar las posibles desconexiones o falta de participación sin dejar de atender a sus necesidades.

La persona con Alzheimer no pierde las capacidades emocionales. Debemos hacer que se sienta querida y respetada y que sienta que forma parte de la familia, el grupo y la fiesta. Debe sentirse integrado.

No podemos olvidar que el cuidador principal tiene que poder descansar, disfrutar y aprovechar que hay más gente para poder recuperar fuerzas. ¡Debe dejarse cuidar!

 

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+