Se acercan fechas señaladas y con ellas; los días en que se reúne toda la familia, que ya es difícil, en una mesa comiendo todos juntos y recordando tiempos pasados. Para muchos estas fechas son muy esperadas, pero hay muchas personas que no pueden reunirse con sus familiares. Estamos hablando de las personas mayores que muchos viven en residencias. En España hay más de 270.000 personas que viven en residencias para la tercera edad, y para ellos estas fechas son tristes. Muchos de ellos ya conviven diariamente con la soledad y el aislamiento de los suyos, y fechas como éstas se suele asociar a reunión familiar hace que se sientan más solos. Esta situación como de asilamiento de sus familiares intensifica su tristeza y desamparo y por ello es muy importante que desde los centros y familiares intenten cambiar esta situación.

Actividades para evitar la soledad

Es por ello, que os traemos algunos consejos y actividades que podéis realizar con ellos para que se sientan queridos y que, aunque quizá no puedan ir a la cena, sientan que son fechas distintas y se sientan arropados. Porque “si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a él”.

  • Manualidades. En esto punto, hay que ir con cuidado con la infantilización de nuestros mayores, pero es un momento en que los pequeños y los mayores se pueden encontrar y les ayudará a fortalecer su vinculo. Crear postales u objetos para el árbol de navidad, permite traer un pedacito de nuestro ser querido en casa.
  • Hornear. Es muy típico que en estas fechas con tu familiar hayas tenido la tradición de hornear galletas o pasteles. No dejes que su nuevo hogar haga que cambie esa tradición. Muchos de estos centros tienen cocina donde poder seguir haciéndolo. Así que coge los ingredientes necesarios y ¡a cocinar! Intentar no perder el vínculo tan especial que tenéis con ellos.
  • Ver un espectáculo. Una fecha en la que será diferente y que romperá con su monotonía. Arreglarse y salir, con lo que puede ir de una comida o cena.
  • Juegos de mesa. ¿quién no ha acabado una cena de Navidad con un bingo? Muchas de las comidas o cenas navideñas siempre acaban con el broche final, un bingo o juego de cartas. Una buena manera de que todos los familiares se integren.
  • Hacerles participes de los regalos de Navidad. No tienen que poner dinero para los regalos de sus nietos o bisnietos, sino el elegir el regalo o el envolverlo. Esto ahora que sienta también la ilusión del niño al desenvolver sus regalos.

Llevatelo a casa y hazlo feliz

Pero sobretodo, si tenéis la posibilidad de llevaros a casa a vuestros mayores durante estas fechas no perdáis la oportunidad. Quizá signifique mas trabajo para todos o tener que cambiar algunas cosas, pero la inmensa felicidad que le haréis sentir no tendrá precio.

 

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+