Para ayudar a mejorar el estado emocional y psicoafectivo debemos tratarlo con la importancia que tiene. A pesar de que el cuerpo de las personas mayores se deteriora e impide realizar algunas tareas, el bienestar mental es igual de importante.

El estado emocional y psicoafectivo: convertirlo en bienestar

Cuerpo y mente son importantes a la par. Pero no se puede tratar solo de hacer ejercicios de memoria y dar paseos. Los mayores requieren muchos cuidados y hay que saber garantizárselos. La salud mental es un pilar que tratar como cualquier otro. Ya sea con terapia psicológica en los casos más graves o con visitas y apoyo familiar en los más leves. La soledad que sienten las personas mayores es algo que no se menciona tanto como los problemas de circulación o de memoria, y también lo es. La soledad conlleva depresión, otros síntomas físicos o mentales el estrés y la ansiedad. Eso sí que debilita los procesos cognitivos y empeora la calidad de vida. Por eso, hay que entender a los mayores y sus problemas.

Además de sentirse solos, en numerosas ocasiones también se sienten dependientes de otros. Es una regresión a la niñez que no gusta a ningún adulto. Esa infantilización también hace mucho daño. Se debe evitar al máximo posible. También sienten que estorban y que ya no les queda tiempo para hacer nada y que no merece la pena. Y no es cierto. Deben seguir aprendiendo y mejorando su calidad de vida.

El estado emocional y psicoafectivo: cómo tratarlo

  • Entretenimiento y tiempo libre. Las actividades que ayuden con los procesos cognitivos no tienen por qué ser ejercicios específicos para ello. Con juegos y actividades culturales también se consigue mejorar la mente. Y, además, la persona sentirá que se está divirtiendo y empleando su tiempo libre en algo que le gusta.
  • Terapias. Hay múltiples terapias para ayudar a disminuir el estrés, la ansiedad y la soledad. La aromaterapia, la musicoterapia y la colorterapia son solo algunas de ellas, pero todas ayudan mucho.
  • Socialización. Es importantísimo recibir visitas y relacionarse con otras personas en caso de estar en una residencia. También se puede llevar a la persona a un centro de día para ello.
  • Rutina y cuidados. Si hay algo que tranquiliza y elimina el estrés es tener todos los días planificados. No hace falta que sean iguales ni que sean rígidos. Pero tener unos horarios para despertarse, dormir y comer es necesario. Sobre todo si hay medicación que tomar.
  • Alimentación. Somos lo que comemos y eso afecta al estado emocional y psicoafectivo. Y por eso hay que vigilarlo. No se puede comer solo lo que gusta para estar feliz. Se necesita aportar todos los nutrientes necesarios. Y no tiene por qué no gustar. Siempre hay posibilidad de adaptarse.
  • Hacer regalos. Es especialmente importante para mostrar a la persona que es querida y que se piensa en ella. No solo se sale a comprar algo, sino que además, puede ser personalizado al máximo posible.

En Walnus nos preocupamos por el estado emocional de las personas con enfermedades neurodegenerativas, es por eso que en nuestra web puedes encontrar servicios para mejorar su calidad de vida.

 

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+