Todos los expertos coinciden en la importancia de reconocer los síntomas del Alzheimer. De esa manera, se podrá realizar una detección temprana de la enfermedad y comenzar cuanto antes a tratarla.

Existen varios síntomas que afectan a diferentes aspectos de la vida de las personas. Conocerlos también nos ayudará a afrontar la enfermedad, ya sea como cuidador o como paciente.

Problemas para hacer tareas cotidianas

Uno de los síntomas es la dificultad repentina para hacer tareas que se conocen de sobra por parte de la persona afectada. Imagínate que vais a jugar al parchís como hacéis en cada reunión familiar y, un buen día, no sabes cómo son las reglas. O, por ejemplo, te pierdes en el trayecto del trabajo a casa, cuando es algo que haces todos los días desde hace varios años.

Alteración de la memoria, uno de los síntomas del Alzheimer más conocidos

Cuando se nos habla de Alzheimer siempre se nos viene a la cabeza el mismo concepto: pérdida de memoria.

Uno de los síntomas del Alzheimer que antes aparece  es el de la pérdida de memoria reciente. Comportamientos como no recordar eventos muy recientes o repetir a menudo las mismas preguntas son muy fáciles de reconocer.

Desorientación temporal y espacial

A las personas afectadas por el Alzheimer les suele pasar lo que a los demás nos ocurre cuando soñamos: no sabemos cómo hemos llegado a un sitio, pero estamos allí. Las personas afectadas pueden darse cuenta de repente que están en un lugar pero no recordar como han llegado allí o por qué están allí.

Asimismo, se pueden producir olvidos puntuales referentes a la estación, el día de la semana o el año en el que se está.

Falta de planificación como síntoma del Alzheimer

En ocasiones, el afectado por los síntomas del Alzheimer tiene un bajón de rendimiento en el trabajo debido a que le cuesta concentrarse más que de costumbre. Además, se detecta una incapacidad para organizar y planificar su trabajo. En casa, por ejemplo, el seguir una receta de cocina o llevar las finanzas del hogar se convertirá en un problema.

Comprensión visual y cambios en la visión

Para algunas personas los cambios sin motivo aparente en la visión y en cómo perciben el entorno no suelen ser buena señal. En esta categoría se pueden incluir los problemas para leer o para calcular distancias. Esto último puede ser especialmente grave al conducir.

Un síntoma del Alzheimer es colocar la cartera en el frigorífico

Puede sonar a broma el título de este síntoma pero es bastante descriptivo. El hecho de colocar objetos fuera de lugar es un síntoma muy común.

Los afectados tienden, sobre todo, a perder o no saber dónde han puesto la cartera o el dinero. Son incapaces de volver sobre sus pasos para saber dónde los han dejado. Como consecuencia, el nivel de frustración es tan alto que hasta pueden acusar a otras personas de robar.

Problemas para recordar palabras y falta de vocabulario

A todos nos ha ocurrido el no recordar cómo se llama algún objeto o quedarnos en blanco de manera momentánea. Pero no estamos hablando de algo que ocurra de vez en cuando, sino de un síntoma más agudo.

Los afectados por este síntoma pueden parar en medio de una conversación y no saber cómo seguir el hilo o repetir continuamente el mismo concepto.

Cambios de humor

Con los síntomas anteriores aparece este otro: su personalidad cambia. Se puede presentar irascible, frustrado o algo deprimido. Normalmente, cada persona lo exterioriza de una manera.

Lo importante de los síntomas es reconocerlos rápidamente y ponerse en las manos adecuadas. Por esa razón, si ves algunos de estos síntomas del Alzheimer en ti mismo o en un familiar, acude a tu centro de salud.

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+