Da sin pedir nada a cambio

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Da sin pedir nada a cambio

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Alzheimer una enfermedad difícil de comprender. Miro a mi padre, madre, abuelo, abuela, marido, esposa y son los mismos, pero…, no actúan y no se comportan de la misma manera. ¡Qué es lo que está sucediendo!, ¿por qué? Detrás de esa apariencia física conocida aparentemente normal, encontramos una enfermedad invisible, neurodegenerativa, que produce a la persona de manera silenciosa y progresiva cambios cognitivos (como la incapacidad de poder recordar el nombre de alguien conocido o una simple lista de la compra al llegar supermercado) y cambios más desconocidos como los trastornos conductuales (como los cambios de humor, la irritabilidad  e incluso en algunos casos la agresión).

Pero detrás de toda esta sintomatología hay una persona que necesita ser estimulada, impulsada, potenciada, entrenada al máximo  nivel, para enlentecer y mantener lo más alejada posible dicha  enfermedad.

¿Y qué podemos hacer?

Desde mi  práctica y punto de vista, como Osteópata, Fisioterapeuta y nieto de dos abuelos que han  vivido con  la enfermedad de Alzheimer,  os voy hablar hoy de 5 puntos muy interesantes:

  1. Mantener el máximo de tiempo posible, las actividades que configuran la vida cotidiana. Las rutinas. Levantarse a la misma hora, asearse, desayunar, comer y cenar (alimentos nutritivos de calidad y no industrializados) a la misma hora. Este último punto es muy importante. Solo diré: somos lo que comemos.
  2. Diseñar y planificar ejercicio de manera diaria. El ejercicio aeróbico, como caminar durante 20 a 30 minutos, sería muy recomendado. Nos incrementa la respiración, potencia el flujo de oxígeno en nuestro cuerpo (mejorando la oxigenación cerebral), activa el bombeo linfático, ayudando a eliminar el acumulo de toxinas. Si se suda mejor, ya que dichas toxinas las eliminamos por el poro de la piel.
    Es muy importante que el cuidador lo acompañe en esta rutina, ya  que también se nutrirá de todos los beneficios descritos anteriormente, así como un incremento de sus endorfinas.
  3. El trabajo diario en camilla, por parte de un Osteópata DO, o Fisioterapeuta, que ayude a estimular y normalizar el sistema nervioso, mejore la potencia y la expresión de la salud en la persona, que ayude a movilizar y liberar la tensión y que permita a la persona encontrar y establecer un punto de descanso y reparación fisiológica.
  4. Estimular la creatividad, os recomiendo pintar con ellos mandalas. Es increíble, ver como lo hacen. Os recomiendo que vosotros (familiares y/o cuidadores) pintéis el vuestro con ellos, así ayudareis a que no se rindan y que lo puedan acabar. Pintando potenciamos la motricidad fina, la capacidad de elección y concentración.
    También puedes probar las acuarelas mágicas.
  5. Las caricias, el contacto, coger de la mano, decir cosas bonitas desde el corazón, ayudaran a estimular el sistema nervioso del paciente. En las fases finales de dicha enfermedad, el hecho de que no puedan expresar con palabras o con gestos, no significa que no sientan, da sin pedir nada a cambio.

Os animo a practicar estos hábitos y a recompensar vuestro trabajo y progreso.

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Walnus es un portal que persigue una misión: ayudar a todos aquellos que están afectados con enfermedades neurodegenerativas.

En Walnus trabajamos con una actitud optimista y práctica. Porque vivir mejor es posible. Síguenos y descubre consejos prácticos y los productos más innovadores.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.