El duelo en el Alzheimer o en otras demencias

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

El duelo en el Alzheimer o en otras demencias

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

El duelo es un proceso adaptativo que se produce como respuesta emocional ante una pérdida y que consta de diferentes fases:

Fases del duelo

  1. Negación. En esta primera fase la persona se niega a creer en la pérdida de la persona. Esta negación, si no se prolonga, puede ayudar a asimilar la mala noticia de una manera menos brusca.
  2. Ira. Una vez superada la fase de negación, la persona puede mostrar enfado por lo sucedido, que se proyecta en muchas direcciones, fruto de la frustración al tratarse de una situación irreversible e injusta.
  3. Negociación. En esta tercera fase la persona intenta negociar con el fin de evitar la pérdida, creando una idea ficticia de que es posible revertir el suceso o impedir que ocurra.
  4. Depresión. Es la etapa en la que se manifiesta la tristeza por lo ocurrido y por lo que no puede suceder.  Se deja de fantasear para volver a la realidad con la sensación de vacío ante la pérdida del ser querido.
  5. Aceptación. Es la última etapa del duelo donde la persona acepta la pérdida y a seguir viviendo a pesar de ella. Del mismo modo se acepta que la superación ante este suceso es algo positivo.

El duelo en casos de Alzheimer

En los casos de Alzheimer u otras demencias, la familia debe afrontar una doble pérdida. Por un lado, la pérdida progresiva de la relación anterior a la aparición de la enfermedad, y por otro lado la pérdida del familiar tras el fallecimiento.

Algunos familiares pueden llegar a experimentar un duelo anticipado a la muerte. A medida que la enfermedad avanza y el deterioro es mayor, van experimentando la pérdida de su familiar de manera progresiva.

Este tipo de duelo sucede cuando se produce el diagnóstico de una enfermedad irreversible que no tiene cura. En el duelo anticipado cada persona experimentará el duelo de forma única y personal, en el que se mezclarán muchos sentimientos y emociones contrapuestos hasta adaptarse a la nueva realidad.

Para algunos, la respuesta emocional es más intensa en el duelo anticipatorio que en el duelo posterior al fallecimiento del familiar. En este sentido, este primer duelo nos permitirá prepararnos para la despedida inevitable del ser querido.

El duelo es un proceso natural que conlleva su tiempo de superación, en el cual es importante expresar las emociones y sentimientos que se vayan experimentando, comprender que los síntomas asociados son reacciones normales y que desaparecerán con el tiempo, y no demorar el retomar las actividades habituales de la vida diaria.

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Descubre nuestros consejos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Walnus es un portal que persigue una misión: ayudar a todos aquellos que están afectados con enfermedades neurodegenerativas.

En Walnus trabajamos con una actitud optimista y práctica. Porque vivir mejor es posible. Síguenos y descubre consejos prácticos y los productos más innovadores.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.