Las claves de una buena respiración son, en gran parte, ser conscientes de ella y poder ejercitarla a placer. Respirar es algo automático y cuando no somos conscientes de ésta es cuando se puede alterar y con ella el riego de oxígeno al cerebro. Cuando es irregular uno no puede pensar con claridad ni relajarse.

Las claves de una buena respiración para ayudar a la relajación

Los ejercicios para respirar con calma y relajarse se pueden utilizar también contra la ansiedad y el insomnio. Algo tan simple como manejar la respiración correctamente puede cambiar por completo una situación. Por eso, cuatro técnicas básicas.

Respiración completa

Este tipo de respiración se produce al realizar tres fases de inspiración seguidas de tres de expulsión a la misma velocidad. Con tan solo tres ya se consigue la relajación, pero pueden hacer cuantas se quieran. Su mayor ventaja es que  puede hacerse en cualquier posición: sentado, tumbado o de pie. Sin duda, ayuda a inducir ese estado relajado y de serenidad. Como beneficio adicional también ayuda a ampliar capacidad torácica. Una de las claves de una buena respiración.

La instrucción de la técnica es la siguiente: Inspirar lentamente por la nariz hasta llevar el aire hacia el abdomen. Después se intentará que este vaya a la zona de costillas y por último hacia la clavícula, dibujando un número seis dentro de nuestro cuerpo. Retén el aire unos segundos. Comienza la expulsión en el sentido inverso. Primero clavícula, luego las costillas y por último la zona abdominal hasta quedarse sin aire. Haz varias repeticiones.

Visualización guiada

Este tipo de ejercicio es fantástico porque requiere de un profesor que guía la respiración o una grabación y un lugar sin ruido para escuchar con claridad.

Instrucciones a seguir: Además de pedir respiraciones lentas también pide la visualización de lugares en los que la persona querría estar. Estos suelen ser enclaves en la naturaleza. Agradables en cualquier caso.

Respiración desde el diafragma

Esta es una de las claves de una buena respiración. Hacerla profunda y no superficial. Se deben llenar los pulmones y luego el diafragma, el abdomen. Lo ideal es hacerla por diez minutos.

Técnica:  Colocar una mano sobre el pecho y la otra sobre el vientre y ser conscientes de que ha de elevarse mucho más el abdomen.

Respiración alterna

Como su propio nombre indica, este ejercicio se realiza alternando la respiración con cada una de nuestras fosas nasales tapando una cada vez. Es muy sencilla y muy enseñada.

Pasos a seguir: En postura de meditación, tapa con tu pulgar derecho la fosa nasal derecha e inhala lenta y profundamente. Para soltar el aire, tapa la fosa nasal izquierda y expúlsalo por la fosa nasal derecha. Repite el mismo mecanismo a la inversa.

Otros ejercicios claves de una buena respiración

Hay más técnicas que realizar como la respiración para el control de la ira,  la relajación muscular progresiva de Jacobson o la respiración de fuego o también llamada: Kapalabhati.

 

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+