Aprovechar la insustituible ayuda que proporcionan las medicinas es una ventaja para cualquier enfermo. Incluso, asumiendo el precio de las secuelas que muchas producen en tratamientos prolongados. Por eso son tan importantes las terapias no farmacológicas aplicadas a pacientes con demencia avanzada. Su papel complementario es imprescindible.

No se trata de pseudociencias ni medicina alternativa. Las terapias no farmacológicas son actuaciones que proporcionan un beneficio demostrable, en las que no interviene la química. Se centran en aspectos muy concretos y tienen una sustentación teórica. Como ves, muy lejos de charlatanerías sin base científica, estas técnicas las utilizan los profesionales que cuidan a pacientes con demencias.

Terapias no farmacológicas y demencia

Dentro de las enfermedades que implican un deterioro cognitivo se aglutinan dolencias muy distintas. Y, en cada paciente se presentan y evolucionan con características propias. Por no hablar de sus distintas fases. Con estas premisas, puede parecerte difícil hablar de terapias no farmacológicas que abarquen tantas variantes.

La utilidad de estas terapias no farmacológicas es atenuar aspectos tan dañinos como la ansiedad, los ataques de agresividad, los trastornos del sueño o la depresión que aquejan con especial severidad en la fase final de una demencia. Llegan a ser más efectivas que los ansiolíticos, antipsicóticos o similares. Así que, empieza familiarizarte con estos términos:

Presencia simulada

Su objetivo es mantener al paciente en un entorno lo más familiar posible de forma constante. Puede que sea de las terapias no farmacológicas menos conocidas, pero no es compleja: grabaciones de audio o vídeo que tranquilizan y amortiguan la ansiedad del enfermo.

Con la terapia de presencia simulada se busca controlar las crisis de ansiedad de quienes padecen una demencia. Además, suele servir para atenuar los ataques de agitación que también sufren con frecuencia. Ver u oír a sus seres más cercanos puede ser el relajante más eficiente.

En nuestra tienda puedes encontrar objetos que te ayudan con la aplicación de estas terapias en casa:

  • Álbum de fotos con voz

    42.00
  • juego pasador de discos

    Juego pasador de discos

    28.00
  • ¡Oferta!

    Sesiones de expresión artística a domicilio

    250.00 200.00

El grupo de terapias no farmacológicas de estimulación sensorial

A diferencia del anterior, seguro que algunas de estas terapias incluso es posible que las hayas experimentado tú mismo. La aromaterapia es muy interesante por el efecto evocador de que los olores tienen sobre nuestra memoria, una de las capacidades que más se resienten con las demencias.

En la misma línea, la musicoterapia o la danza creativa terapéutica trabajan sobre los recuerdos y, en el caso de la segunda, hay una intervención sobre el aparato psicomotor muy necesario.

Descubre qué beneficios aportan las terapias no farmacológicas.

Intervención asistida con animales

Una de las terapias no farmacológicas que más se está extendiendo. Y es que sus beneficios son inmediatos y tan evidentes que es imposible no rendirse ante el efecto positivo que las mascotas, especialmente los perros, aportan a los enfermos con demencia.

Es cierto que debe haber una predisposición por parte del paciente, pero es una terapia que mejora las relaciones interpersonales, los comportamientos sociales en general, rebaja la ansiedad e, incluso, mejora la psicomotricidad.

Todo lo que contribuya a mejorar la calidad de vida de tu familiar es una herramienta valiosa. Las terapias no farmacológicas aplicadas a pacientes con demencia avanzada son muy útiles, no lo olvides. Sobre todo, en esa última fase cuando su dependencia es total y necesita más que nunca tu apoyo.

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+