Te ofrecemos una serie de consejos y medidas preventivas para calmar al enfermo de Alzheimer.

  1. No les presiones y ten en cuenta sus limitaciones
  2. Intenta que se valga por sí mismo antes de ayudarle
  3. Las tareas más complicadas hazlas cuando estén en su mejor momento
  4. Fomenta la práctica de ejercicio
  5. Pregúntale si necesita ayuda solo cuando sea necesario
  6. Felicítale por todo lo que hace bien y nunca le critiques
  7. Intenta advertir por adelantado la inquietud, el nerviosismo o el rechazo a hacer cosas
  8. Si crees que la persona está enferme, consulta a un médido lo antes posible

Los arranques de ira pueden venir por una infección, dolor o malestar que tienen fácil solución.

Debes tener en cuenta que no todas las medidas preventivas te serán siempre útiles. Así que tómate las cosas con calma y, en la medida de lo posible, con buen humor.

En nuestro blog encontrarás otros consejos que te pueden ayudar a cuidar a personas con Alzheimer y otras demencias.

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+