Se necesitan objetos cotidianos adaptados a los mayores para poder hacerles sentir que siguen siendo independientes. Hacerse mayor y perder facultades es suficientemente duro emocionalmente como para tener que lidiar con un mundo que se complica y evoluciona. Con tan solo ponerse en la piel de alguien que envejece uno se da cuenta de que hay que darles facilidades para mejorar su calidad de vida.

Mando a distancia de la televisión

Coge el mando a distancia de tu televisión y fíjate en lo complicado que es. Tiene muchísimos botones que no se usan. Algunos que probablemente ni tú uses. Alguien mayor no necesita más que localizar el botón de encender, subir volumen y cambiar de canal hacia delante y hacia atrás. Muchos no usan siquiera los números.

Teléfono móvil

  • teléfono Familyar

    Teléfono Familyar, el teléfono móvil para personas mayores

    190.00

El teléfono móvil también es otra pesadilla. Hay una pantalla en la que tienes que tocar ciertas zonas para abrir menús y que vienen llenos de aplicaciones que las personas mayores no usan. Ni un botón.  Y ellos solo te quiere llamar a ti y a otros familiares para contarte qué tal les va. Por supuesto, también preguntar sobre tu vida. Cuanto más fácil sea el uso de este, mejor. Los móviles antiguos que solo servían para llamar tienen el mismo problema que los mandos a distancia de la televisión: infinidad de botones inútiles. Lo mejor es hacerse con estos objetos cotidianos adaptados a los mayores. No les vale cualquier cosa, necesitan algo expresamente creado para sus necesidades. Y lo que necesitan es tener claro lo que hace cada botón, como con este teléfono móvil.

Calendario digital

  • Calendario y Reloj Digital

    89.95

Vuelve a mirar tu casa. Si tienes un calendario probablemente sea a vista mensual, para darte un mejor sentido de todas las cosas que debes hacer. Si te pones en la piel de una persona mayor, con demencia o Alzheimer, lo único que quieres es saber exactamente qué día es para centrarte. Los calendarios digitales son la mejor opción para ello. Cada día marcan el número, el día de la semana y el tiempo. Funcionan solos, así que no hay confusión sobre pasar las páginas o no ver bien los números. Así solo hay tranquilidad. Nada de estrés y confusión.

Mantel antideslizante

Este es otro de los objetos cotidianos adaptados a los mayores que necesitas. Imagina que, además de alguien mayor, eres alguien con Alzheimer. Puede tener problemas para comer. Métete de verdad en la cabeza de alguien con problemas cognitivos para entender que hasta las cosas más fáciles y repetidas en la vida, como poner la mesa, se vuelven complicadas. Problemas como no recordar el lugar donde colocar la cuchara, el tenedor y el cuchillo, poner el vaso en un sitio donde es más probable tirarlo o que el plato acabe volcado se solucionan con un mantel de mesa antideslizante. La felicidad que sentirá la persona mayor al valerse por sí misma es impagable.

Consulta más entradas de nuestro blog para encontrar más información.

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+