Hay que cuidar la vista y el oído con especial mimo para que no sean las primera cosas en deteriorarse con la edad. Suelen hacerlo, pero ante todo hay que actuar para llevar una vida plena durante más tiempo. Siguiendo unos consejos es posible.

Cuidar la vista siguiendo 5 consejos:

  1. Hay que proteger los ojos con gafas de sol homologadas.
  2. No debe acercarse en exceso al leer. Ajusta el tamaño de la letra de todos los dispositivos a uno que resulte fácil de leer. Y, por supuesto, reducir el brillo es fundamental.
  3. No leas o estudies si estás demasiado cansado o a punto de dormirte. Tampoco se recomienda leer al levantarte por la mañana. Hay que esperar a la adaptación del ojo a la luz del día. Esto tarda una hora. Y en cualquier caso, siempre deberá ser con una lámpara adicional.
  4. No se debe ver la televisión a una distancia inferior a 2 metros y la sala deberá estar iluminada.
  5. Las pantallas de televisión y ordenador deben estar a unos 50 cm de distancia y un poco por debajo del nivel de los ojos.

Cuidar el oído siguiendo 6 consejos:

  1. Alejarse siempre que se pueda de sonidos estridentes del entorno como obras en la calle, el tráfico o altavoces en un concierto.
  2. Los auriculares siempre se deben usar a un volumen adecuado. Este es aquel que permite escuchar también los sonidos de los alrededores. Como a un 65% de su capacidad.
  3. Utilizar tapones o cascos aislantes del sonido al trabajar con ruidos fuertes.
  4. Secar los oídos después de una ducha. También después de un baño en la piscina. La excesiva humedad en el conducto auditivo puede dar lugar a infecciones tanto por bacterias como por hongos.
  5. No introducir objetos extraños en tu canal auditivo. No se recomienda el uso de bastoncillos para la limpieza de nuestros oídos. Mejor utilizar aerosoles o gotas que estén indicadas para ello. El uso incorrecto de bastoncillos puede causar daños irreversibles en referencia a la pérdida auditiva.
  6. Cuida especialmente tus oídos en catarros, infecciones o alergias. Usar orejeras en invierno está indicado para evitarlos. Poner paños calientes cercanos a la oreja para aliviar los dolores es una opción.

Cuidar la vista y el oído: revisiones médicas generales

Cuidar la vista y el oído no es ir al especialista cuando ya se tiene pérdida del sentido o hay problemas. Se ha de empezar por la prevención. Las revisiones médicas generales son las que detectan de forma más temprana y luego pueden derivar a los especialistas. Si todo es leve no hará falta y el doctor prescribirá algunos consejos para que todo mejore. Se recomienda empezar a partir de los 40 años.

De todas formas es inevitable que la vista y el oído empeoren con la edad. Lo que podemos hacer es revisarlos con frecuencia para saber a qué ritmo se pierde y frenarlo lo máximo posible.

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+